domingo, 4 de septiembre de 2016

5 PASOS FUNDAMENTALES QUE TU PIEL NECESITA

Después de un largo verano y unas merecidas vacaciones he recopilado 5 pasos fundamentales para cuidar tu piel tras el verano, toca volver a la rutina y recuperar la elasticidad, hidratación y luminosidad de nuestra piel.
Aunque durante el verano no hayas dejado de cuidar tu piel, limpiándola, hidratándola y protegiéndola del sol, con estos 5 pasos harás que tu piel luzca aún más radiante.
Te cuento cuales son:

1.     Imprescindible la limpieza de tu piel, hay diferentes productos para hacerlo y seguramente dependiendo de tu tipo de piel elegirás unos u otros. Si aún no sabes qué tipo de piel tienes ni que métodos de limpieza y cuidado debes utilizar, sígueme y escríbeme, te ayudaré a identificar tu piel y sus cuidados.
Con la limpieza de nuestra piel conseguiremos una mayor oxigenación de ésta, estimularemos la producción de colágeno y conseguiremos que los productos aplicados posteriormente nos aporten mayor beneficio.  Recuerda tonificar tu piel después de la limpieza, conseguirás la recuperación final del pH de tu piel.

2.     Exfoliación, este paso es importantísimo ya que haciendo una renovación celular, conseguiremos:
- Mayor luminosidad.
- Cerrar el poro.
- Afinar nuestra piel y que tenga una textura de piel tan suave como si fuera de porcelana.
- Aclarar manchas y pecas producidas por el sol.
- Aumentar la producción de colágeno.
- Mejorar la microcirculación para una mayor eliminación de toxinas y mejora en la oxigenación.
- Potenciar la efectividad del producto aplicado posteriormente.

3.     Hidratación/Nutrición, es muy importante esta parte del protocolo, ya que te ayudará a conseguir una piel más jugosa y con una textura más sedosa, disminuyendo los signos de envejecimiento.
Tienes diferentes productos a la hora de hidratar y nutrir, principios activos como el aloe vera, aceites vegetales como aguacate, el cacahuete, regeneradores como la rosa mosqueta o la centella asiática, ácido hialuronico, vitaminas… Utiliza un sérum o ampolla concentrado en estas sustancias activas. Haz un ligero masaje con movimientos ascendentes. Mejorará la calidad de tu piel.

4.     Mascarilla, aplica una mascarillas después de haber aplicado la ampolla o sérum, déjala actuar durante 15-20 minutos, conseguirás mejores resultados. Retírala con agua fría para mejorar la microcirculación.

5.     Crema hidratante, aplica una crema específica para tu tipo de piel que te aporte hidratación, nutrición y elasticidad. Que evite las agresiones externas.

Una vez hayas completado estos pasos tu piel lucirá mucho más luminosa y con un aspecto mucho más fresco y rejuvenecido.
No olvides repetir este protocolo una vez a la semana para mantener una piel más cuidada.
Si aún no sabes que productos utilizar para tu tipo de piel escríbeme un comentario y te ayudaré como escoger el mejor producto para ti.

Feliz día.
Nos vemos pronto.